¡Hola!

¡Hola! Soy Laura, actualmente transitando mi semana 19 de embarazo; y que mejor que hacerlo acompañada, compartiendo mi experiencia de convertirme en madre en Inglaterra!

Enterarse de que una está embarazada, sea o no planificado, es un shock. A eso, hay que sumarle todos los sentimientos asociados a no tener a toda tu familia en el mismo país, o Continente. ¡Y Cuando una le cuenta a la familia por Skype la gran noticia! Y saltan de las sillas y lloran con vos… momentos y emociones que se quedan con una para siempre.

Los temas logísticos, en Inglaterra una puede elegir el hospital donde va a tener a bebé, y puede planificar el parto. Así que empezó la investigación de los mejores hospitales de la zona en la que vivo, registrarse con el GP para empezar los papeles y tener la “exemption card” (con la que se tiene medicamentos recetados gratis y atención dental gratuita).

Cuando los amigos se enteran, también hay más preguntas: ¿Van a saber el sexo? Sí, si se deja ver es la idea ¿Qué quieren nena o nene?,  ¿pero que pensas que es?; ¿Ya empezaron a comprar cosas?;  ¿Tienen nombres pensados?;  ¿Te sentís bien?; ¿ya tenes panza?

Estas últimas 12 semanas (me enteré de que estaba embarazada en la semana 7), fueron sin dudas las más revolucionarias de mi vida adulta, en la que las decisiones y las emociones fueron las reinas de mis escenas.

Pero, ¿por qué estoy escribiendo acá? Bueno, nos soy la única mujer, hispanoparlante, que va a ser mamá primeriza, con pocos años viviendo en Inglaterra. Entonces, voy a contar mis experiencias, pedir consejos, plantear mis dudas, mostrarles los chiches nuevos tanto que me funcionen o no y ojala que llegue a conocer más gente en situaciones similares.

Los invito a compartir mi nueva etapa.

Laura

Dejá un comentario