Cesarea – Parte 1

Por razones personales, no medicas, me gustaría tener a mi bebé por cesarea. Si bien las razones no las voy a compartir en el blog ahora, a continuación tienen mi experiencia, hasta el momento, pidiendo cesarea por el NHS.

Durante mi primera visita a la midwife, cuando me estaba tomando toda mi historia clínica, le comenté que estaba interesada en tener el parto por cesarea y le pregunté como debía hacer. Luego de explicarme que no es algo que acostumbran a hacer y que es raro que me den la cesarea, me dio un turno con una especialista (obstetra), esto fue durante mi semana 12 de embarazo.

Hoy estando en mi semana 23, fui, bastante ansiosa a mi consulta con la especialista. Antes de ir, por semanas me preparé haciendo un poco de investigación sobre el tema. Los pro y los contra del parto “natural” y parto por cesarea. Y ademas hice un poco de reflexión sobre la razón por la cual quiero tener cesarea e investigue más sobre ese tema. Armada de información fui a mi consulta. La doctora me pregunta la razón por la cual quiero tener cesarea, le explico y me explayé de más diciendole que entendia los riesgos de la cesarea a corto plazo y los problemas se pueden tener a largo plazo. Pero también le dije que el parto natural puede tener sus complicaciones. Una de la ultimas cosas que le dije antes de terminar mi postura, fue que también lei sobre las sugerencias/guías de NICE (National Institute of Health and Care Excellence) y que estoy lista para empezar el proceso.

Las sugerencias o guias de NICE son en general aplicadas en todo NHS. Respecto a la cesarea elective, cuando no hay ninguna condicion medica, dice que cualquier mujer embarazada puede pedir tener una ceserea,. El especialista (obstetra), si lo cree necesario, la puede deriver para consultar a otros departamentos y ofrecerle la ayuda que la mujer pueda necesitar para ver si cambia su opinion y prefiere un parto natural. Si luego de las consultas y la possible terapia, la mujer todavia sigue insistiendo en tener una cesarea, el especialista debe: o bien ofrecerele la cesarea, o referirla a otro obstetra quien este dispuesto a hacerle la cesarea.

En mi caso, la doctora me dejo tranquila que nadie va a hacer algo contra mi voluntad y me refirió a ver: a una supervisora midwife, a otra obstetra para una segunda consulta/opinión; tan pronto esos turnos esten disponibles. Y en la semana 36, vuelvo a ver a la especialista que vi hoy para decidir si voy a tener la cesarea (y en ese momento agendarla) o si cambié de opinión y pefiero el parto natural.

Mi gran miedo, por otras experiencias que lei respecto a la cesarea electiva, es que en muchos casos ignoran el pedido desde el primer turno. Por suerte no es mi caso al momento, y será cuestion de seguir el proceso.

Dejá un comentario